Skip to content

Antílopez

No hay comentarios en Antílopez

Por todo lo que te ha dado, por todo lo que ha traído, sin haberlo demandado, sin haberlo tú pedido.

Cuando le ves cabizbajo, paseando por la calle, las manos a la espalda, meditabundo.

Cuando le ves cabizalto, cantando en el bar (ya cerrado), las manos sobre la guitarra, risatabundo.

Cuando le sabes agobiado, buscando la rima, el color o la forma, arrugando el papel, furibundo.

Cuando le sabes alegrado, habiendo encontrado rima, color y forma, sobre el papel, felizbundo.

No podrías hacer otra cosa que darle las gracias y un abrazo:

 

Al artista… al mundo

Deja un comentario

Primary Sidebar